Lactancia Materna y COVID-19

lactancia y covid
  • Save

La lactancia materna en tiempos de pandemia por COVID tuvo y tiene grandes ventajas. La manera en la que hacíamos las cosas antes de esta situación quizás no era mala pero hoy, la necesidad de quedarse en casa, hizo que cambiáramos nuestros hábitos, costumbres y sobretodo creencias.

Ahora, muchas madres están permaneciendo más tiempo en casa de lo que tenían previsto. Algunas otras están estableciendo lactancias sin el acecho de la opinión pública debido al aislamiento social. Algunas otras madres tienen más tiempo disponible para prepararse e informarse sobre lactancia.

Te puede interesar leer: ¿Puedo seguir con la lactancia materna si tengo un resultado positivo de COVID? <- Haz clic aquí para leerlo.

Muchos padres también tienen la oportunidad de quedarse en casa y ejercer una paternidad mucho más activa gracias al home office.

Ventajas y desventajas que trajo la pandemia en las prácticas hospitalarias

Por otro lado, muchos hospitales están habilitando —y lo hicieron desde el principio— el alojamiento conjunto para evitar contagios, que, sin querer, es un hecho que promueve la lactancia.

Si bien no todo han sido flores y nubes creo que estas ventajas deberían permanecer una vez que esta eterna pandemia esté controlada. Al menos en torno a la lactancia, el apego temprano y todas estas prácticas que se están manejando.

Sin embargo, aunque hay muchas ventajas, también existen desventajas.

Existe un aumento de cesáreas adelantadas y programadas con el pretexto de “minimizar el riesgo de contagio” y la violencia obstétrica la pasan por alto debido a que no hay testigos.

Muchas madres se ven con la necesidad de parir solas por las medidas de salubridad, cosa que nos lleva a unos 30 años de atraso en políticas hospitalarias.

A esto, sumemos que las mujeres en recuperación y en soledad son un objetivo mucho más vulnerable a la constante y desinformada toma de decisiones por parte del equipo médico que las atiende. Esto provoca un aumento en el uso de sucedáneos de leche en las primeras horas de vida. Por lo tanto, se anula el apego temprano y se “promueve” el uso indiscriminado de biberones. Hecho que afecta la lactancia.

Hay que hacer un análisis exhaustivo de las prácticas de la lactancia y la pandemia por COVID

Creo que todas estas cosas deben ser estudiadas a profundidad y vale la pena analizar las cifras con un estudio profundo y objetivo sobre el impacto de la pandemia en la lactancia.

Concluyo que, con pandemia o sin ella, cada lactancia, cada mamá y cada bebé son únicos. Así deben ser evaluados y posteriormente asesorados.

Te puede interesar: ¿Me puedo aplicar la vacuna de COVID si estoy lactando? <– Haz clic aquí para leerlo

  • Save

Es responsabilidad de todos entender el impacto de la lactancia para la primera infancia, las madres y la parte socioeconómica de un país que ésta misma implica. La lactancia es un fenómeno socio cultural nos afecta a todos.

Si tuviste a tu bebé durante esta pandemia, cuéntame ¿cómo es y está siendo tu experiencia?

Facebook Comments Box

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap